Paisaje

En paisaje nublado por tiempo
Dos cántaros atemporales crecen
Verdes y azules, cántaros llenos de silencios:
Oscuras verdades de luciérnagas amor.

Cuando atardece, su risa es viento pintado,
Bañado en violetas, en verdes.

Atardeces, viento que lloras nostalgias,
Luego ceniza alimenta simiente
Que se arrastra al sauce de verdes espejos.

El areneo del reloj cristal, inmutable
Los Sauces tornasol devuelven auroras
Para ya el tiempo que acaba
Que redime
Regresa

Autor: Gustavo González González

Published in: Primer abandono lírico | on September 17th, 2005 |


You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Comment